Pinchad sobre las imágenes para verlas en un mayor tamaño

09 julio 2008

Qué control....

Qué control, o qué locura, o que sangre fría, o qué nervios. Estos tíos que controlan las fugas de esta manera, como la vivida hoy, están loquísimos. Han pillado a los fugados, a Vogondy, a 50 metros de la línea de meta....

No me digáis que esto no es apurar demasiado en la persecución. Si, parece que lo tienen todo controlado: seis minutos a 60 kms de meta, pues esta hecho, le quitamos un minutito cada diez kms y les pillamos justo en el último km, y coño, así ha sido, todo controlado. Pero..., y cuando fallan los cálculos. En circustancias como estas que el pelotón va a mil por hora pueden pasar muchas cosas, sobre todo caidas, y en una caida te parte el pelotón y te rompe el ritmo de caza, y te ha fastidiado el esprint. Cincuenta kilómetros de esfuerzo para nada.

Lo cierto es que en este Tour, si ya decía ayer que no hay un equipo que quiera controlar la carrera, en el tema de los esprinters menos aun: Rabobank no tira para Freire porque reservan al equipo para Menchov. Lotto no tira para McEwen porque reservan al equipo para Evans. Columbia no tira para Cavendish porque reserva el equipo para Kirchen. De esta manera tenemos sólo dos o tres equipos que tienen que moverse para sus llegadores: Credit Agricole para Husvod, Milram para Zabel y La Francaise de Jeux para Sébastien Chavanel.

En la etapa de hoy tras dar la cara en un inicio Credit Agricole, al final puso su maquinaria a funcionar Columbia, y, vaya si funcionó. Controlando el tiempo demasiado, hasta el límite de la locura, pero ¡qué bendita locura! emoción hasta el final garantizada.


1 comentario:

Víctor dijo...

Salva tu blog mola un huevo, cómo te lo curras.

Pasadlo bien en la Peña por mí

Un abrazo